Valle Sagrado por libre y tren hasta Aguas Calientes (día 11: 10-8-2023, jueves)

Tras desayunar en el hotel, para hoy tenemos el Valle Sagrado, antes de coger el tren hasta Aguas Calientes, a las 19h.

Valle Sagrado

Se denomina Valle Sagrado al extremo este del extenso valle del Vilcanota-Urubamba, concretamente al tramo entre los pueblos de Pisac y Ollantaytambo, al norte de Cusco.

Es un valle ubicado a una media de 2700 metros sobre el nivel del mar rodeado de montañas y surcado por numerosos arroyos que descienden por quebradas y pequeños valles hasta el rio Urubamba. Además de abundante agua y tierras muy fértiles, posee unas características climáticas especiales que lo hacen un lugar perfecto para la agricultura. Por ello ya en tiempos de los incas todo el valle poseía terrazas de cultivo (o andenes, como las llaman los peruanos) en las laderas de las montañas y era una zona de gran riqueza agrícola y el lugar donde se producía el mejor maíz del imperio.

Pero además, por todo el valle hay restos de asentamientos incas que hacen de este valle la mayor concentración de lugares arqueológicos de todo Perú.

Esta excursión se suele hace en 2 días, Maras y Moray un día porque están en otra carretera. Y Pisaq, Ollantaytambo y Chincheros el otro, pero también se puede hacer todo el mismo día.

Teníamos pensado contratar un taxista porque en el tour no podíamos ver Chincheros al no volver a Cuzco y porque nos gusta más hacerlo por nuestra cuenta. El precio se podía ir a unos 300 soles. Nos recomendaron hacerlo por libre usando los colectivos, que son muy baratos, y lo intentamos pero en Maras me confundí, así que no lo pudimos acabar todo.

Excursión Valle Sagrado en tour: Pisaq, Urubamba, Ollantaytambo y Chincheros

Precio: 70 soles

El horario suele ser de 7 a 19h. Te recogen en el hotel y primero se ve Pisaq, sólo la zona de arriba. También te dan tiempo para visitar el mercado de artesanías.

Luego te llevan a comer a Urubamba. Tras la comida se ve Ollantaytambo y de vuelta a Cuzco se visita Chincheros.

Para los que nos quedamos en Ollantaytambo a coger el tren hasta Aguas Calientes, nos perdemos Chincheros. Por eso queríamos hacerlo por libre, para poder ver también Chincheros y por que vimos un video de Pisaq por libre, desde arriba hasta abajo, que nos gustó y queríamos hacerlo igual.

Excursión Valle Sagrado por libre: Pisaq, Maras y Moray

Tomamos un colectivo hasta Pisaq en la calle Puputi. El precio son 5 soles. Allí te dejan en el río, en la parte de abajo, pero nosotros queríamos hacer el centro arqueológico de arriba a abajo. Para llegar a la parte de arriba hay que coger un taxi, pues está lejos, y nos costó 35 soles y se tarda unos 20′. En nuestro recorrido, entramos por una taquilla y salimos por la otra.

En colectivo desde Cuzco a Pisaq.

Pisaq

Horario: de 7 a 18h

El sitio es grande así que se puede estar un par de horas, nosotros tardamos un poco más. Aquí fue un problema ir cargando con el «equipaje» para Machu Picchu. Parece ser que no se pueden llevar maletas de cabina en el tren, así que nos llevamos una pequeña bolsa de equipaje con la que Fco estuvo cargando durante tooodo el día. Y aunque no era mucho, pero también la mochila y que la visita es cansada porque había que subir muchas cuestas, cosa que no sabíamos, pues al final al pobre le pasó factura.

Pisac es reconocido como una de los pueblos que mantienen mejor sus tradiciones y vestimentas. También por su sistema de andenes y sus recintos de piedra labrada. Está rodeado de montañas y a la ribera del río Vilcanota, el mismo que llega a Machu Picchu, y fue una de las haciendas reales del inca Pachacutec.

La palabra Písac significa perdiz. Al igual que ciudades incas de Machu Picchu y Cuzco, Pisac tiene la forma del animal del que recibe el nombre.

Su principal atractivo turístico es el sitio arqueológico de Pisac. Allí los incas edificaron una ciudadela inmensa, llena de andenes, templos, recintos, caminos, plazas y hasta un cementerio que fue saqueado por los españoles a su llegada a Cusco (1533).

Mapa de Pisaq en Perú.

Empezamos por la zona Urbana que es un barrio que servía como punto de control.

Vistas desde la zona urbana de Pisaq y sus andenes.
Zona Militar de Pisaq, Perú.
Zona Militar de Pisaq, Perú.

Luego fuimos hacia la zona militar, pasando por la zona de andenes. Aquí ya tuvimos que empezar a subir y las vistas son espectaculares, con unos grandes barrancos. Aquí en frente está el cementerio.

Seguimos subiendo y bajando en Pisaq. Estamos muy arriba…

Desde esta zona sale el camino hacia el Intihuatana, camino estrecho, desigual, con escaleras y en constante ascenso y descenso. Y llegamos hasta un mirador. Y también pasamos por un par de túneles muy estrechos y con las mochilas hubo que hacer filigranas para pasar.

Intiwuatana en Pisaq, Perú.

Llegamos al barrio de Intiwatana, que es el barrio principal. Alberga templos y palacios finamente construidos. Sus recintos son más grandes en comparación con otros barrios.

Y ya sólo nos faltaba Pisaqa…

Y la Casa de dos Pisos…

Casa de dos pisos en Pisaq, Perú.
Casa de dos pisos en Pisaq, Perú.

A esta altura ya nos quedaba muy poco para llegar al pueblo. Ha estado muy bien esta visita, lástima lo de haber tenido que cargar con el equipaje, que nos hubiera dado desahogo.

Cuando llegamos abajo, al pueblo, vas a parar al mercado de artesanías, una especie de carpa llena puestos uno al lado del otro, dispuestos como en calles, parecía un barrio entero, y muy bien organizado, nada caótico como había leído. Le dimos una vuelta rápida porque los precios nos parecieron carísimos. Sólo vimos artesanías. Cruzamos el pueblo hasta la carretera principal, pasando por la Plaza de Armas.

Plaza de Armas de Pisaq, Perú.

El siguiente destino iba a ser Chincheros. Para ello había que coger un colectivo hasta Urubamba. Nos indicaron dónde cogerlo y justo llegó en aquel momento, nos costó 5 soles hasta la terminal. Nos tocó ir de pie. Eran cerca de las 12h.

Colectivo de Pisaq a Urubamba, Perú.

Allí preguntamos a los taxis, nos pedían 180 soles, pero la gente nos dijo que cogiéramos el bus, que salía ya y mucho más barato. Así lo hicimos, nos subimos en un bus más grande que valía 4 soles.

En bus de Urubamba a Pisaq, Perú.

Todo iba rodado… íbamos haciendo paradas, pero íbamos sobre lo previsto. Y cuando llevábamos un rato hace una parada en Maras. Allí ya me lie, puesto que tenemos las salineras de Maras por visitar, y decidimos bajarnos. Craso error!! Las salineras están a unos cuantos km de Maras. En aquel cruce sólo hay un par de taxistas, que están compinchados entre ellos, y que nos cobraron 80 soles por la visita a Maras y Moray y devolvernos de nuevo al cruce. Ni si quiera llevarnos a Urubamba de nuevo o a Ollantaytambo. Si queríamos seguir avanzando no nos quedó otra opción. Porque la alternativa era esperar otro transporte, como el que acabábamos de abandonar, hasta Chincheros y reemprender lo que dejamos a medias. Pero ya el tiempo iba pasando, eran como las 13.30h y no nos quisimos arriesgar, para no perder el tren.

Salineras de Maras

Horario salinas:  7 a 18h

Precio: 15 soles

Ubicación: a 46 km de Cuzco, a 26 km de Chincheros y a 10 km. del pueblo de Maras.

Las Salineras de Maras pertenecen al poblado Maras. Las Minas de sal de Maras sorprenden al visitante por los más de 3000 pozos que tienen y que en la actualidad siguen siendo trabajados por más de 360 familias, que han heredado esta costumbre y labor extractiva artesanal.

Cada uno de los pozos tienen una dimensión de 5m2 y poca profundidad. Las 3.000 piscinas son alimentadas por un manantial subterráneo hipersalino que se originó hace 110 millones de años durante la formación de las montañas de la Cordillera de los Andes.

La sal también se puede comprar en los mercados de Cuzco. Nosotros así lo hicimos porque ya habíamos mirado el precio antes y aquí nos salía más caro, además no rebajan nada. Se lo dijimos y se reían, nada más.

La sal de Maras se forma tras un proceso de llenado de agua salada (caliente) termal proveniente del subsuelo. El agua queda acumulada allí durante 3-4 semanas mientras el calor del sol evapora el agua y luego recogen la sal cristalizada del fondo de las piletas. A continuación la sal se yoda y se embolsa para su venta. Cada poza produce unos 300 kg de sal al mes. Las pozas se limpian en junio tras la temporada de lluvias y se usan hasta octubre o noviembre cuando comienza de nuevo a llover.

Tras una media hora de coche por carreteras estrechas y llenas de curvas se llega a lo alto de un valle, donde hay un mirador donde se puede parar a ver las salinas desde lo alto. Vale la pena parar en el mirador porque las ves de frente en toda su amplitud. Desde abajo no parecen tan extensas.

Salineras de Maras, en Perú.

Un poco más adelante ya hay el aparcamiento y te puedes acercar a las salineras. Nos gustó mucho esta visita, es impresionante ver tantas pozas y tan bien organizadas en la ladera de la montaña.

La sal que se recoge no es uniforme sino que tiene tres calidades: sal extra o flor de sal, que es la mejor y más cara; sal de primera, que es ligeramente rosa y se usa para el consumo masivo; y la sal tercera que se utiliza para los animales y para usos industriales.

Luego seguimos hasta Moray, a través de otro tramo de carreteras sin asfaltar.


Terrazas de Moray

Horario: de 7 a 17h

Ubicación: a 7 km de Maras y 50 km de Cuzco.

Las terrazas circulares de Moray son una muestra de cómo el hombre andino desafió a la naturaleza y aprovecharon su medio geográfico para utilizarlo en su beneficio. Estos andenes circulares sirvieron de laboratorio agrícola. Cada terraza tiene su propia temperatura y microclima. Así los incas podían experimentar a qué temperatura y con qué humedad se cultivaban mejor las papas o el maíz para luego utilizar ese conocimiento a gran escala por las terrazas de todo su imperio. 

Parece ser que en Moray se producía un 60% del total de verduras así como más de 3.000 variedades entre papas, maíz y muchas otras especies.

La principal especie de planta cultivada en Moray fue la hoja de coca, que es oriunda de las regiones calurosas de la selva cusqueña. La hoja de coca fue considerada sagrada por los incas por sus propiedades estimulantes naturales.

Aquí nos limitamos a verlas desde el mirador, pues ya no teníamos tiempo de bajar a los andenes. Aún así, nos impactó. Han sido las terrazas que más nos han gustado… a pesar de que mucha gente las encuentra prescindibles. También nos comimos un tentempié, aprovechando que vendían comida.

Terrazas de Moray, Perú.
Costilla de cerdo con patatas

Una vez de nuevo en el cruce de Maras, cogimos otro colectivo que nos devolviera a Urubamba. Justo había uno parado que iba hasta Urubamba, pero sólo le quedaba un asiento. Da igual, uno irá de pie. Nos costó 3 soles.

Para hacerlo más emocionante a Fco se le había despegado la suela de la bota, parecía la boca de un cocodrilo y no llevaba calzado de recambio. Con los nervios no hice foto, pero era para verlo. Además, mañana hay que subir al Wayna Picchu y se necesita calzado adecuado. Pregunté en el colectivo y nos dijeron que en Urubamba, la ciudad más grande de la zona, íbamos a encontrar zapatero. Que suerte, justo a donde íbamos!!

Nos dejaron cerca de la zona del mercado, donde estaba el zapatero. Y así fue, por 25 soles nos dejaron las botas nuevas, las 2, tras un entretenido trabajo de cosido.

Reparación de calzado en Urubamba.

Para llegar a Ollantaytambo cogimos otro colectivo desde Urubamba que nos costó 2 soles y tardamos poco en llegar.

Colectivo de Urubamba hasta Ollantaytambo

En el mercado de Urubamba habíamos comprado unos trozos de pollo frito, que nos comimos en Ollantaytambo…

Al final, después de los incidentes, llegamos con tiempo de sobra. Está muy bien el sistema de los colectivos, muy barato y bien organizado. Nos faltó una horita y lo hubiéramos podido hacer todo por libre. O sólo que no hubiéramos ido cargados con el equipaje, también hubiéramos sido más rápidos en las visitas. Aún y el sablazo del taxi, nos salió más barato que haber cogido el taxi para toda la excursión.

Plaza de Armas de Ollantaytambo, Perú.

A las 18.30h había que estar en la estación. Hay 2 colas, una para los que tenemos el billete comprado y otra para los que no. Aquí hay montón de tiendas donde puedes comprar comida y bebida.

Estación de tren en Ollantaytambo, Perú.

En tren de Ollantaytambo hasta Aguas Calientes, Perú.

Cuando llegamos a Aguas Calientes, nos venían a buscar desde el alojamiento. La mayoría lo ofrecen gratis y va bien porque así te vas situando… También nos acompañó a comprar los billetes del bus para subir a Machu Pichu mañana, que vale 12$ por trayecto.

Había muchísimo ambiente en Aguas Calientes. Se nota que es muy turístico.

Este fue nuestro alojamiento para 2 noches. Estuvo muy bien, limpio, con buena potencia de agua caliente y muy tranquilo. Nos costó decidirnos por uno u otro porque en casi todos los hoteles había comentarios de mucho ruido nocturno, ya fuera por estar cerca de la estación del tren, o por ruido de turistas, locales y gente en general. Aquí estuvimos muy bien y el desayuno también fue muy correcto.

Aquí dejo la información de Chincheros, por si a alguien le interesa, que fue lo que quedó pendiente en el día.

Chincheros

Horario: de 7 a 18h

Cómo llegar: Está a 31 km de Cuzco, 1 hora aprox. En la calle Belempampa parten autos hacia Chinchero, precio 4 soles.

Aquí se puede visitar la iglesia y admirar las pinturas, esculturas y altares del edificio de construcción del siglo XVII.

Es conocido como la ‘Ciudad Arcoíris’ porque es frecuente observar este fenómeno natural en los días de lluvia. Chincheros fue fundado por el inca Tupac Yupanqui con el fin de servirle de lugar de descanso. El inca ordenó la construcción de templos, baños y un gran palacio real así como de multitud de terrazas para cultivo. Los restos del palacio y la iglesia colonial que se erigió sobre ellos, son el principal atractivo. 

Ahora Chincheros es un pueblo de 15.000 habitantes que vive de la agricultura y la ganadería, que aún mantiene una organización social en tribus heredada de los incas. También sigue utilizando el trueque en sus relaciones comerciales y cada domingo celebran en su plaza mayor un mercadillo tradicional. En la plaza los lugareños desplegarán multitud de puestos de venta de artesanías pero sobre todo de textiles por los que es famoso el pueblo.

El Parque Arqueológico de Chincheros es uno de los principales atractivos del pueblo, un importante recinto agrícola de hasta 43 hectáreas, del periodo incaico, con escaleras, muros incas y andenes donde pastan camélidos y se cultivaba la tierra.

Con la llegada de los españoles, el virrey Toledo mandó edificar la Iglesia de Nuestra Señora de Monserrat sobre el palacio del inca, como medida de sometimiento cultural. Actualmente, este santuario religioso es un atractivo turístico. El atrio está hecho de pan de oro.

Se estima que en 1480, durante el gobierno de Túpac Yupanqui, sucesor del inca Pachacutec, se construyó un palacio donde el inca residió junto a su familia. Dicho palacio ocupó la parte central del actual sitio arqueológico de Chincheros.

El palacio de Túpac Yupanqui fue destruido durante la invasión española en 1536. Además, gran parte del pueblo de Chincheros fue incendiado. Actualmente, del espléndido palacio de piedra solo quedan sus bases y un pequeño conjunto de hornacinas y muros de piedra.

Cómo llegar a Machu Picchu

Tipos de entrada a Machu Picchu

A tener en cuenta en la visita a Machu Picchu

Día 12: Machupicchu