Albania y Macedonia: introducción y preparativos

Introducción:

El año pasado, como la mayoría, debido al Covid no pudimos ir de vacaciones. El viaje a Argentina que teníamos previsto, para ver a nuestra hija que iba a estar haciendo el erasmus, quedó pospuesto indefinidamente.

Como las restricciones de viaje cambian a medida que cambian las circunstancias Covid, decidimos no hacer nada hasta el último momento. Este año teníamos la segunda quincena de julio. Queríamos tranquilidad y podernos olvidar un poco de las restricciones que hemos venido teniendo desde hace más de 1 año. Así que Albania encajaba en este perfil. Llevaba semanas en la lista de países verdes, o sea con muy poca incidencia Covid, así que apuntaba que aquí estaríamos tranquilos. Lo mismo ocurría con la República de Macedonia, así que un posible combinado de los dos países, que están colindantes, tomaba números.

La decisión se tomó cuando España dejó de exigir PCR para regresar, cuando se venía de los países sin riesgo, o sea los de la lista verde. Y rematamos viendo el precio de los vuelos, que estaban en 100€.

Sólo teníamos una pega, que por circunstancia personales no nos iba bien desaparecer durante 2 semanas. Así que hicimos un apaño. Nuestra hija quería pasar unos días de viaje ella sola, así que nosotros 2 empezamos el viaje por Macedonia, y a la semana llegaría ella a Albania, donde seguiríamos viaje los 3 juntos con un coche de alquiler, y la tercera semana seguiría ella el viaje sola por Macedonia, el mismo que hicimos nosotros al principio, pero al revés.

Así que ya tenemos destino. Nuestro viaje fue del 18 al 31 de julio y los vuelos los reservamos con 2 semanas de anticipación.

Iglesia de San Juan Kaneo, Ohrid, Macedonia
Playa en Albania
Gjirokaster, Albania

Preparativos:

1. Itinerario

En Macedonia las visitas prácticamente se limitan a la capital, Skopje, y el lago Ohrid, al que puedes llegar en bus.

En Albania hay un par de ciudades históricas a visitar: Berat y Gjirokaster, que son patrimonio de la Unesco, además de las ruinas de Butrint, en el sur. Luego se suele visitar la Riviera Albanesa, que empieza en Vlore y llega al sur del país. Aquí seleccionamos algunas playas donde parar.

Nos hubiera gustado también ver los Alpes Albaneses en el norte, pero no teníamos tiempo puesto que hay algún trekking largo que requiere recogida temprana en el hotel y nos faltaban un par de días, puesto que la excursión se hace en unos 4 días. Así que nos acercamos hasta Shkoder y Kruje, también en la zona norte, pero no tanto.

Alquilamos un coche para hacer la semana de ruta por Albania. El traslado entre países, desde Ohrid hasta Tirana, se hace en autobús, tarda unas 3 horas. También se puede ir de Skopje a Tirana en bus, aunque el trayecto era más largo.

2.Vuelos

Volamos con la compañía WizzAir en un vuelo directo tanto a la ida, BCN-Skopje, como a la vuelta desde Tirana. No llegaba a las 3 horas, pero no hay vuelos todos los días, así que merece la pena hacer encajar el itinerario. Nuestra hija fue a la ida via Milan y salió a las 9.30h y llegó a las 20.15h, con los retrasos. Y a la vuelta iba con AirSerbia con una escala de sólo 50’ que le funcionó estupendamente. Parece que es muy recomendable el vuelo con AirSerbia, si no tienes opción directa.

3. Seguro de viajes

Normalmente cogemos seguro de viajes pero al reservar con tan poca anticipación, no lo hicimos. Y en cuanto al tema sanitario, tenemos nuestras tarjetas de la mutua de salud que nos cubren en todo el mundo. De momento no las hemos tenido que utilizar en ningún sitio.

4. Clima en verano

Antes de ir miramos el clima que hacía por la zona y si aquí estábamos a 30º, allí, en los mismos días, estaban entre 36-40º, con mínimas de 17-19, o sea que por la noche refresca. Llegamos a Skopje con lluvia, poca, pero estaba encapotado y parece que el día antes había diluviado. El taxista nos dijo que llevaban meses sin lluvias y que allí hacía mucho calor. Nosotros tuvimos suerte que había refrescado porque en Albania estuvimos hasta 42 grados.

De todas formas, si estás en una sombra, el calor es soportable, porque es seco. Pero algunas visitas se hicieron duras a 40 grados.

5. SIM telefónica

Ni Albania ni Macedonia pertenecen a la Unión Europea y, por lo tanto, no nos sirve el roaming en estos países.

En Macedonia decidimos de entrada no comprar ninguna SIM y ver cómo nos iba. La verdad es que nos fue bien sin SIM, no la necesitas para moverte.

En Albania pensamos que sobre la marcha decidiríamos. Nada más llegar a Tirana conocimos unos chicos que se acababan de comprar una justo donde estábamos nosotros. 20Gb de Vodafone con llamadas telefónicas, no recuerdo cuantas, por 12€ al cambio. Como nuestra hija llegaba al día siguiente, y para poder estar conectados con ella, decidimos comprarla y nos fue de fábula. Su vuelo con escala en Milán se retrasó tanto en el primer tramo, como en el segundo. En principio ella se venía en bus desde el aeropuerto, pero con el retraso pudimos estar en contacto para irla a buscar al aeropuerto a la hora adecuada.

Cuando nosotros nos volvimos para Barcelona, le dimos la tarjeta a ella y también le funcionó en Macedonia. De hecho, habíamos consumido sólo 2 gigas, a pesar de haberla utilizado también como punto de conexión para los otros teléfonos. Aunque sean de países diferentes, entiendo que la debes poder utilizar igual, aunque el consumo o el precio de lo que utilizas, sea más caro. La tarjeta tenía una duración de 3 semanas, así que nos fue perfecta.

6. Cambio de moneda o tarjeta

En Macedonia la moneda es el Denar Macedonio, cuyo código es MKD y se suele abreviar como “den”.

Y en Albania la moneda es el Lek Albanés, cuyo código es ALL.

Decir que aquí hay muchos sitios que no se puede pagar con tarjeta. Hice una previsión de efectivo y de tarjeta y casi tuvimos que sacar del cajero porque algunos hoteles pensaba pagarlos con VISA y luego no pudo ser. Como tenemos tarjetas que no cobran por pago con cambio de divisas (Bnext, Revolut, N26), es más cómodo pagar con tarjeta para no tener que llevar tanto efectivo encima. En algunos sitios nos pusieron la excusa del covid, que antes tenían y ahora se lo había retirado en el banco, a pesar de tener las pegatinas de tarjeta VISA/Mastercard en la puerta.

Pero en una gasolinera, justo antes de acabar el viaje, no teníamos ya moneda local y sólo un billete de 50€ y nos dijo que no tenía tarjeta. Cuando fui a calcular cuánto nos tenía que devolver en la moneda local, resopló y me llevó al interior de la tienda, porque sí que tenía. Le dio más palo tener que ponerse a hacer cuentas que aceptar la VISA. Así que supongo que eso debió pasar en más sitios.

De entrada, decir que aceptan euros en todas partes, en los 2 países. Diría que se podría hacer el viaje sin tener que cambiar. En la mayoría de sitios, el cambio te lo dan en la moneda local. También aceptan la moneda del país colindante, así que si te sobra moneda, y vas al país vecino, la podrás usar allí.

Además, aclarar que hacer esto no suele ser rentable en la mayoría de países, siempre sueles perder en el cambio o redondean a su favor. Pero aquí no. El primer restaurante que comimos en Skopje y que pagamos en euros, la comida nos costó 23€, según el cambio del momento indicado en XE conversor de divisas. Pagamos 50€ y nos devolvieron el equivalente en su moneda que eran 27€.

En Skopje nos cos mucho encontrar casas de cambio, no las vimos ni en el centro. Al final encontramos dentro de un centro comercial. En Ohird sí que había varias. Y en Tirana es increíble porque hay una al lado de la otra. En el resto de Albania, también vimos en las ciudades principales. Es de los viajes donde me ha parecido menos perjudicial cambiar dinero, así que supongo que si cambias en el aeropuerto, incluso aquí no debe haber mucha diferencia.