Introducción al viaje a Santorini y detalles a tener en cuenta

Por qué Santorini ? Esta vez no era una cuestión económica, como ocurre habitualmente. Era una salida en pareja, coincidiendo con el siglo que acabamos de cumplir entre los dos. El destino era un capricho de juventud, raíz de la película “Un amor de verano” de los años 80, donde salían las casitas blancas con las cúpulas azules y los burros subiendo por las escaleras. Las fechas son del 7 al 11 de junio de 2018, 3 días enteros.

De nuevo, esta escapada la disfrutamos de manera más relajada, los horarios no son tan estrictos y disfrutamos también la gastronomía de la zona. En este tipo de escapadas es más fácil introducir cambios.

Alojamiento en Santorini

En Santorini, con el tema de las puestas de sol, los hoteles pueden subir bastante, sobre todo si están encarados hacia la caldera. Teniendo en cuenta que íbamos en el mes de junio, elegimos sólo que tuviera piscina y traslado incluido.

Hemos reservado el hotel Babis Hotel Babis con Booking.

Nos decidimos por este porque tenía una piscina muy apañada y porque incluía la recogida/transporte al aeropuerto. Algunos hoteles lo tienen incluido, en otros es extra de pago. Habíamos leído comentarios que podía costar unos 20-25€ el trayecto al aeropuerto. Este hotel también tenía comentarios muy positivos en cuanto a la amabilidad del personal.

El hotel es sencillo, pero relación calidad precio merece la pena. No está en ninguna de las localidades importantes, pero está en el centro de la isla, así que como mucho tienes media hora hacia el norte y media hora hacia el sur, en vehículo. Tiene una parada de bus en la esquina, para quien no quiera alquilar coche.

La piscina en verano la considero imprescindible. A principios de junio nos hizo mucho calor y se agradece refrescarte cuando acabas las excursiones. También tenemos nevera y aire acondicionado, que también utilizamos un día. Además, nos hicieron la cama cada día, lo que no me esperaba. Y una terracita, que no me acordé de fotografiar…

Nuestra habitación en el Hotel Babis, en Santorini

El desayuno no estaba incluido, pero vale 5€ por persona y es muy completo. Se sirve de 8 a 10h. Nosotros lo cogimos el primer día que no madrugamos tanto. Tienes: té/café, pan tostado no de molde, jamón dulce y queso, zumo de naranja natural, mantequilla/mermelada/miel, bizcochos y yogur griego. No nos lo terminamos todo.

La ubicación es en una carretera secundaria, pero no se oye ruido. Esto significa que no es un pueblo bonito, pero cerca tienes de todo y puedes ir andando. Puedes aparcar el coche en la puerta y está muy bien comunicado. Justo al lado hay un horno que abren de sol a sol donde hacen también bocadillos y tienes bebidas frías y calientes. A pocos metros hay bares de copas, restaurantes y supermercado.

Además, tienen un contacto para reservar vehículo de alquiler, también te venden las entradas para ir al volcán y vi una oferta de excursión para la puesta de sol de Oia por 5€, de 17h a 21 h. Así que te facilitan todo.

Vehículo de alquiler

La isla es pequeña, 26 km. de longitud de punta a punta, pero para verla bien la mejor opción es alquilar un vehículo. Puedes elegir entre coche, moto, quad, boggie… La oferta es amplia y por mi experiencia creo que los precios son iguales en todas partes.

Nosotros el coche de alquiler normalmente lo reservamos a través de Autoeurope o alguna compañía directamente a través de internet. Aquí teníamos 2 inconvenientes al hacerlo de esta manera: el horario de los vuelos era muy intempestivo, de madrugada. El aeropuerto es pequeño y seguramente no dispondrá de horarios tan amplios. Los precios con seguro todo riesgo, que es la que cogemos normalmente, todo me costaba más de 50€ al día, y me parecía demasiado dinero.

Miré la opción de un scooter, que vale unos 18-20€ y son distancias cortas, por lo que podía funcionar. Yo conduzco una moto 125 habitualmente, pero con carnet de coche. Allí me pedían tener el carnet de moto, que lo tiene mi marido, pero que no ha conducido nunca moto, así que no sabíamos qué hacer. Habíamos pensado coger moto a su nombre y que la llevara yo, pero decidimos que cuando estuviéramos allí, ya elegiríamos. Por internet me ofrecieron quads por 30 €.

Finalmente alquilamos coche a la empresa Roussos Rentals, que nos ofrecieron los del hotel. El precio de un día de coche son 35€ y de dos días 3 € el día. La moto valía 20€. El tema del todo riesgo, no lo tienen, sólo con franquicia de 400€ por un extra de 5€ al día. Él nos decía que es una isla pequeña, que si aparcamos donde toca nadie nos hará nada en el coche y que no suelen utilizar el todo riesgo. Sobre las llantas, que tenían rasguños, dijo que sólo tenían en cuenta si perdíamos alguna y que con alguna pequeña rozadura harían de más y de menos.

Nuestro coche de alquiler con Roussos…

Así que, vista la experiencia, creo que merece la pena reservarlo en el destino, seguramente tu alojamiento te lo gestionará, te llevarán el vehículo a la puerta, y mejor coger la tarifa más barata. El coche era muy sencillito y en las subidas le costaba, pero por lo que vimos, eso le pasaba a la mayoría. Las carreteras no son buenas, así que me alegro de haber elegido el coche en lugar de la moto, y también hay bastantes subidas. Entre una cosa y otra no puedes correr mucho, así que con un coche pequeño es suficiente.

A tener en cuenta que la gasolina es muy cara, entre 1,83-1,97€/litro. Nosotros cometimos el error de cargar el depósito, porque nos lo dejaron a la mitad, pero una de las rayas bajó enseguida. Se lo dijimos y nos hicieron una rebajita en el precio total. Hay muy pocos km. a hacer así que para un fin de semana más vale ir repostando… Hay muchísimas gasolineras.

Avión

Hay un vuelo directo con Vueling, que tarda 3 horas. A partir de junio tenían unos horarios diferentes y más posibilidades. No hay vuelos todos los días. Nuestro vuelo salía desde Barcelona a las 23.20 h de un jueves, así que no hay que cogerse fiesta ese día. Y para la vuelta el lunes a primera hora estamos en Barna, así que con cogerse un viernes era suficiente y el lunes puedes ir a trabajar.

Reservado con anticipación de 4 meses nos costó 170€. Puedes llegar a pagar más del doble.

Tuvimos una hora de retraso a la ida y 2 horas de retraso a la vuelta. El aeropuerto de Santorini es mini, sólo y hay un puñado de sillas para sentarse, así que no vale la pena ir con demasiada anticipación.

Vuelo a Santorini… Vamos en pareja, aunque no lo parezca 🙂

Precios

En general todo nos ha parecido caro. Una cerveza 4-5€; refrescos 3€; zumos, cafés, helados entre 2-5€; un plato de pescado del día 13-16€ y es poca cantidad…

Pero hay alternativas económicas:

  •  La más barata está claro que es tirar de supermercado. Hay muchísimos más grandes o más pequeño. Incluso un Lidl cerca de Thira. Aquí también puedes encontrar bollería como una pizzeta recién hecha.
  • La otra opción que tienes es que hay muchos hornos que son grandes cafeterías donde además de apartado de pastelería también encontrarás bocadillos (no sólo sándwiches) tipo vegetal bastante grandes. Por ej. croissant de mantequilla 2€, pero era muy grande para llenarlo para un desayuno.
  • Los gyros son las típicas carnes de los quebabs, servidas en pan de pita y que también encontrarás por todas partes y donde le añaden un puñado de patatas fritas, y valen unos 3-5€.
  • Restaurantes hay para todos los gustos. La opción más económica es la típica taberna griega, donde encontrarás comida tradicional. Los precios de los platos pueden ir entre 5-9€. Es comida casera. Nosotros comimos muy bien. Una comida para 2 pax te puede salir por 25-30€, o la mitad si sólo bebes agua y comes un plato de pasta.
  • Fuera de las tabernas, los demás nos pareció que todos tenían el mismo precio. Los hay más caros que ni miramos. Los primeros platos se van a los 8-12€ y los segundos a los 12-25€ y un postre que cogí me costó 7€. Una comida para 2 pax te puede valer 50€.

Por ejemplo, en un pueblo pasaba un carrito y una furgo vendiendo pescado, sin hielo ni nada, recién pescado, a 30º en plena calle, el precio/kilo era 15-20€. Eran pescados no demasiado grandes, de los que comimos, y todo son espinas…

 

Qué ver en Santorini

Día 1: Oia, Mesaria y playa de Kamari