Excursión a Sveti Naum (día 5, 22-7-2021, jueves)

Hemos instaurado los baños matutinos. Hoy queríamos ir a la playa que hay después de la pasarela, cerca de San Juan Kaneo. Para nosotros ha sido la mejor playa. Allí hay diferentes trozos y cualquiera es espectacular. Había sólo 3 o 4 personas, a estas horas. No se como estará por la tarde porque no fuimos.

Para el resto del día, teníamos la excursión a Sveti Naum.

En Ohrid puedes hacer diferentes recorridos en barco: al atardecer para ver la puesta de sol, recorridos de 1 hora por el lago y también se puede ir a Saint Naum, que se encuentra a 29 km al sur de la ciudad, también a orillas del lago Ohrid.

Parece que también se puede llegar en taxi, por unos 32€ i/v en una media hora; o en autobús, aunque no nos informamos de esta opción.

En el puerto están todo el día ofreciéndote las excursiones. Nosotros fuimos con el Barco Aleksandrija, nos costó 10€ por persona, salía a las 10 de la mañana y volvía a las 15.30h y tarda como 90’ por trayecto. La misma excursión la puedes hacer con un catamarán pequeño, con capacidad para 12 personas, el precio son 20€, con el mismo itinerario.

El viaje de ida estuvo muy bien, va haciendo muchas paradas para recoger gente en diferentes zonas hoteleras del lago.

Luego nos paran en la Bahía de los Huesos, donde te dejan media hora escasa para hacer la visita. Allí hay una taquilla, nos costó 150 DEN por persona, pero está de tal manera que te la puedes saltar. Bajamos todos de golpe, está la taquilla y todos a hacer cola, y a 3 metros un señor que te dice que tienes que comprar la entrada, al lado de otro camino por donde sale la gente. Según como, no ves ni la taquilla y con tanta aglomeración muchos pasaron del tirón, y más con el poco tiempo que teníamos para verlo. La Bahía de los Huesos fue un antiguo poblado, una visita rápida y curiosa.

El monasterio en sí se encuentra en lo alto de un acantilado con vistas al lago. La iglesia fue construida en el siglo X y ahora es el lugar de enterramiento de San Naum. Es una iglesia ortodoxa con muchos frescos antiguos en las paredes, y algunos de los mejores íconos macedonios se encuentran aquí. No se permiten fotos. La entrada es gratuita. Y es un lugar muy religioso, había mucha gente y también colegios, como nos ha pasado en otros centros de peregrinación ortodoxa.

Un poco más lejos hay algunas otras capillas más pequeñas, que se pueden visitar caminando un poco. También llegamos a los manantiales, son una vía fluvial que desemboca en el lago Ohrid. El agua es brillante y transparente y está helada. Había barcos que te daban un paseo, pero no vimos a nadie bañándose por esta zona. En cambio, sí que había algunos atrevidos en la gran lengua de agua del manantial que desemboca en el lago, y cuyo contraste de temperatura parece grande por lo poco que se quedaba la gente en esta zona.

Pensábamos que no habría restaurantes como nos pasó en el Cañón Matka, pero fue al revés. Este sitio es muy turístico. Hay toda una zona con un montón de tiendas de souvenirs y también una zona de bares y restaurantes para comer al lado de los manantiales o tomar algo al borde de la playa.

Nos habíamos comido un bocadillo en el barco, así que no teníamos hambre y nos tomamos unos frapés.

Baño, paseo por la playa, visita a los souvenirs, el monasterio y poca cosa más. Tuvimos tiempo suficiente de hacerlo todo. Como habíamos llegado tarde, la hora de vuelta la pusieron a las 15.45h.

La vuelta se nos hizo pesada porque ya íbamos cansados y tuvimos que pasar por todas las paradas de la ida, que fueron unas 6-8. Llegamos a Ohrid como a las 18h.

Me esperaba más de esta excursión. La playa de aquí tampoco nos gustó tanto. Pasar un día de relax en Ohrid, bañándonos en lo que para nosotros fueron las mejores playas, tampoco hubiera estado mal.

Comimos en el restaurante Dalma, al lado del lago, también muy bien. Y por la noche paseo a probar las variedades de los puestos nocturnos.

Otros gastos del día:

Café: 50 den

Restaurante Dalma: 1240 den