Introducción al viaje a Sofia y detalles a tener en cuenta

Esta vez se trata de escapada de chicas en Semana Santa, que somos las que tendremos fiesta.

Por qué Sofía? Pues como la mayoría de las veces, porque era el destino más económico. Las opciones eran Luxemburgo, Irlanda o Budapest y nos decantamos por Sofía porque, a pesar de que los vuelos habían subido más de lo que esperábamos, lo compensaríamos en destino. Y así fue!! Las fechas del viaje son del 16 al 20 de abril de 2019, 3 días y medio.

Sofía está en pleno centro de los Balcanes, en la parte occidental de Bulgaria. La capital de Bulgaria se encuentra a una altitud media de 550 metros sobre el nivel del mar en lo que se conoce como el valle de Sofía en un lugar rodeado de montañas.

Con una población de aproximadamente 1,3 millones de habitantes, Sofía es la ciudad más poblada de Bulgaria. La composición étnica en la zona de Sofía es bastante homogénea, siendo búlgara y por lo tanto eslava la práctica totalidad de los habitantes. Las minorías más destacables son la turca y la roma o romaní (gitana). La religión predominante es el cristianismo ortodoxo, practicando el islam la minoría turca.

Ten en cuenta que hay una hora más que en España y que, de momento, su moneda es la leva, cuyo cambio es muy fácil de calcular. El precio que veas en levas, en euros será la mitad.

Alojamiento

Reservamos un apartamento con AirBnb en el que caben 4 personas. Tiene 2 habitaciones separadas: una con cama doble y la otra con 2 camas individuales.

La cocina-comedor es muy pequeña, pero suficiente para comer una pizza y poco más, que es lo que nosotras íbamos a hacer.

Había quejas en cuanto al olor de humedad del baño, pero si cuando has acabado de usarlo dejas la puerta abierta, no hay ningún tipo de olor. El agua de la ducha va al suelo, pero eso pasa en algunos países. Tiene el suelo caliente así que se seca enseguida y no es más problema. El agua de la ducha sale caliente y con fuerza, así que perfecto.

En cuanto a la cocina, tiene nevera, tostadora, calentador de agua por si quieres hacerte un té y vajilla. No había microondas… También tiene calefacción y aire acondicionado. Todo muy acondicionado.

La recogida de las llaves se hace a través de una cajita con código que hay al lado de los interfonos. No es la primera vez que usamos este sistema y es muy cómodo, y más cuando llegas de noche. El día antes te envían el código y todo perfecto.

Lo mejor del apartamento es la ubicación. Es la calle que está por debajo de Vitosha, la avenida principal. A 2’ andando del Palacio de Justicia, Free Tour, calle Vitosha. Ubicación excepcional.

Este es el rellano de los buzones del apartamento… Curioso!!

Además, al lado hay una cafetería, un par de pequeños supers donde comprar lo imprescindibles y a pocos metros puedes comprar cuñas de pizza enormes por 3-4 levas. Inmejorable. Por no hablar del precio. Nos costó 35€ la noche. Y no necesitas tener desayuno incluido. Puedes desayunar por 2-4€ por persona (crepe o perrito caliente o bollería con zumo o café/chocolate gigantes)

Precio: 138 € 4 noches, 2 pax.

Transporte público

Mapa de Metro de Sofía, Bulgaria.

Tarjetas de viaje del metro de Sofia.

  • Tarjeta de viaje individual. Precio = 1,60 lv. El billete se puede comprar en las taquillas o en las máquinas que hay en las entradas del metro y se valida en el validador ubicado en las barreras a la entrada del metro. La tarjeta se puede utilizar para la entrada al metro hasta 30 minutos después de su emisión. Es la que íbamos comprando nosotros, también para el autobús, en este caso directamente al conductor.
  • Tarjeta electrónica para 10 viajes  para el metro, unipersonal, no compartida: Precio de la tarjeta electrónica para 10 viajes individuales = 12,00 lv. También hay de 20, 30, 40 y 50 viajes. Cuyo precio es 24, 36, 48 y 60 respectivamente. Para ello hay que comprar una E-card cuyo valor es de 1 lev. Se carga en los validadores ubicados en las barreras de entrada al metro. No nos salía a cuenta porque es unipersonal. No hacíamos tantos viajes.
  • Tarjeta diaria ilimitada para cada línea de transporte público de la ciudad. Precio = 4,00 lv. Esta te puede salir a cuenta según donde vayas, si tienes que coger 3 transportes o más.

Esta es la web del metro.

Para obtener más información sobre el horario de trenes consultar esta web.

Google Maps no te da la opción de transporte público en Sofía, así que si quieres saber qué transporte público coger entre 2 direcciones, esta dirección es muy útil.

Avión y traslado aeropuerto

Sofía tiene un aeropuerto con dos terminales que no están comunicadas entre sí por via peatonal. El bus que las conecta funciona cada 15’ entre las 5 de la mañana y las 23 h, por lo que, si aterrizas después de esta hora, necesitarás coger un taxi.

A Sofía, desde Barcelona, puedes ir con Wizz Air o con Ryanair. Con Wizz llegas como a la 1 de la madrugada, así que luego tienes que coger un taxi puesto que a esa hora no funciona el metro.

Por horario nos decantamos por Ryanair, a pesar de que no nos salió el vuelo tan barato como esperábamos puesto que había subido los últimos días, teniendo en cuenta que era para Semana Santa. Lo reservamos con 2 meses de anticipación. Al final nos costó 150€ por persona, con el embarque prioritario (que vale 6€ por trayecto) y que te permite subir la maleta de mano a bordo. Reservado con tiempo, sin fechas especiales, te puede salir el vuelo por 80-100€.

Llegábamos a las 22 horas pasadas y podíamos coger el metro hasta el centro. La vuelta era a las 16h, lo que también nos dejaba la mañana para las últimas visitas. Además, Ryanair llega a la terminal 2, así que no hace falta el bus lanzadera. Directamente se puede ir en metro, que es la forma más rápida y barata de llegar al centro.

En el aeropuerto teníamos que cambiar dinero para coger el metro, así que con la tarjeta Bnext, que no cobra comisión por divisa, saqué en un cajero del mismo aeropuerto. Pedí 200 levas y nos costaron 102€ que nos sirvió para los 4 días, además de pagos que seguí haciendo con tarjeta.

Para coger el metro hay que seguir la línea azul que hay marcada en el suelo desde donde están los taxistas esperando a la gente, a mano izquierda. Andas un rato por dentro del aeropuerto siguiendo la línea azul de Metro y te lleva a la calle. A mano izquierda, ya verás el acceso al metro a unos pocos metros. El horario del metro es de 5.30 a 24h todos los días.

El billete sencillo vale 1,60 levas por personas. Pones el dinero en la máquina y te devuelve cambio. No me fijé si se podía pagar con tarjeta. También lo puedes comprar en taquillas, pero no en todas las estaciones había taquilla abierta. La parada más céntrica es Serdika y tarda unos 20’, unas 10 paradas. Está muy bien indicado.

Cuando bajamos las escaleras estaba parado a la izquierda, así que no tuvimos ni que esperar, pero a la vuelta, que lo perdimos, pasaba a los 12’.

Cambio de moneda

Es muy fácil hacer la conversión de levas a euros. El precio que veas, te cuesta aproximadamente la mitad en euros.

Hay muchas casas de cambio por todas partes. Tengo que decir que no miré los cambios a cómo iban puesto que saqué con la tarjeta de crédito en el aeropuerto y ya no necesité más. En muchos sitios se puede pagar con tarjeta de crédito: restaurantes, cafeterías, tiendas de souvenirs…

En la estación de tren costó más porque no usan mucho el datafono y no les gusta porque no saben muy bien cómo funciona. En los buses tuvimos que pagar en efectivo.

Yo me he acostumbrado a pagar todo con la Bnext, que no tiene comisión por cambio de divisa, y así necesitamos menos efectivo. El efectivo que nos quedó el último día, ya hice por gastarlo, para no tenerlo que devolver.

Precios

Nos dijeron que en un par de años se pasarán al euro, así que ahora es un buen momento para viajar a Bulgaria, antes de que apliquen el redondeo que nos aplicaron a nosotros y todos los precios suban.

Nos pareció un destino muy barato. Apenas pagas entradas a los monumentos.

Transporte público a 0,80€ el billete. Transporte de larga distancia unos 5-6€ trayectos de 2-3 horas.

Desayunábamos en Costa Café porque eran los que más madrugaban. A las 8 y poco, que era la hora en que nos movíamos, muchos sitios estaban aún montando. En cambio allí abrían a las 7 así que cuando íbamos ya tenían de todo preparado.

La comida callejera también muy barata: perritos calientes (enormes) desde 1€, cuadrados de pizza (enormes) entre 1-2€, crepes a partir de 1,75€.

Fuimos a la ópera por 20€ en primera fila.

En cuanto a la restauración, me ha parecido muy económico. Nosotros nos limitamos a comer en Vitosha porque estábamos al lado, nos encantó la oferta y nos pareció barata. Según donde vayas la carta estará en cirílico y nos resultaba más cómoda la otra opción.

A nosotros nos encantó Raffy Bar&Gelato, cadena búlgara que también vimos en Plovdiv. La mayoría de los platos van entre los 7-13 levas, o sea 4-7€. Tienes de todo: ensaladas, pasta, arroz, carne, pescado, sushi… Y las bebidas: Heineken de medio litro 4 levas, combinados con alcohol 8 levas y sin alcohol 4.

Los souvenirs tampoco son caros: bola de nieve pequeña 2,5-3€. Artesanía por 6-8 levas. Y donde más baratos los encontramos fue en la Calle Vitosha, ni metro, ni mercados.

Curioso que en el aeropuerto de Sofía los precios estaban en euros y todo era muy caro, más de lo que suele ser.

Resumiendo, me ha parecido un destino muy, pero que muy económico.