Introducción

¿Por qué los Bálticos? El viaje inicial para esta Semana Santa era Rusia, pero como finalmente no todos podíamos tener vacaciones, elegimos un destino que hiciera menos daño al que se quedaba. Parecía un destino con posibilidades, económico y los vuelos tampoco eran caros. De nuevo, viaje de chicas. De los países Bálticos, los que tenían vuelos directos eran Letonia y Lituania. Así que decidimos entrar por uno y salir por el otro, teniendo en cuenta que esto no encarecía el vuelo, y ahorraríamos tiempo en desplazamientos.

Cuando se visita Estonia, al estar muy cerca de Dinamarca en ferry, se suelen hacer los dos países juntos. Así que estos quedan pendientes para otro viaje.

Las fechas del viaje son del 7 al 13 de abril de 2017.

 

Preparativos

En primer lugar reservamos el vuelo, con sólo un mes de anticipación, y aún así conseguimos un muy buen precio por 137€ pax. La opción más económica era con Wizz Air, compañía de super low cost. Ahora explicaré por qué.

Decidimos entrar por Riga porque el vuelo salía a las 20 h, lo que nos permitía cogerlo el mismo día saliendo de trabajar. Y la vuelta era por Vilna, también con Wizz Air, a las 16.20 h, que también nos daba toda una mañana para hacer visitas. Los vuelos duran unas 3 horas y media.

Lo reservamos directamente en su página web porque salía más económico.

 

Qué hay que saber de Wizz Air?

Nosotras es la primera vez que la hemos utilizado, pero hemos vuelto muy contentas. El vuelo de ida fue el más placentero que he hecho nunca. Parecía que el avión estuviera parado. Llegamos una media hora tarde. En cambio, a la vuelta, llegamos una media hora antes.

¿Por qué digo que es super low cost? Porque hay que pagar por todo, hasta por el equipaje de mano que llevamos habitualmente. Sólo permiten equipaje de mano pequeño gratis, esto significa una mochila tipo escolar o una maleta muy pequeña. Los tamaños gratis son 42 x 32 x 25.

Las maletas pequeñas que solemos llevar en la mayoría de compañías low cost son de pago y aquí la llaman “equipaje grande de mano”, con las siguientes medidas: 56 x 45 x 25 cm y peso máximo de 15 kg. El precio por llevar esta maleta depende del trayecto, y lo sabrás a la hora de hacer la reserva del billete. Si haces la reserva del equipaje al mismo tiempo que el billete, te saldrá más económico.

Nosotros reservamos una maleta de mano grande para cada una. El vuelo de ida costó 71€ pax y el de vuelta 66€, con el precio del equipaje incluido, que creo que era unos 5-9€ por trayecto. Evidentemente, si además necesitas facturar equipaje, te puede costar unos 30€ más por persona y trayecto.

Todo lo que no hagas tú directamente por internet, si lo tienes que hacer después en el aeropuerto te costará una pasta. Así que ya sabiéndolo anticipadamente, sólo hay que afinar e ir al aeropuerto con la reserva de equipaje y la facturación hecha desde casa. La facturación la puedes hacer con bastante anticipación. Nosotros al comprar el vuelo ya pudimos facturar tanto la ida como la vuelta, y aún faltaba un mes.

Otra cosa a tener en cuenta con Wizz Air es que tal vez te compensa pagar por ser miembro del Wizz Club. La tarifa estándar es para 1 persona + 1 acompañante y vale 30€. La tarifa de grupo es para 1 persona + 5 acompañantes y vale 60€.

La ventaja que tienes es que cuando reservas en su web encontrarás 2 precios: el precio para todos y el precio para Wizz Club Members, que siempre tendrá un descuento mínimo en el precio del billete de 10€ por trayecto y 5€ para equipaje de mano grande. Nosotros nos lo sacamos porque el descuento con Wizz Club era 10×4 + 5×4 = 60-30 de pagar Wizz Club, ya nos ahorrábamos 30€. Dura 1 año. Esta compañía hace los países nórdicos y del Este (Rumanía, Bulgaria, Polonia …), así que es fácil volver a hacer algún viajecito con ellos.

 

Otras cosas a tener en cuenta en el viaje a Letonia y Lituania:

  • Tienen una hora más, como en Londres.
  • Utilizan el euro, así que no habrá que cambiar dinero. También podrás utilizar las tarjetas de crédito/débito sin problema y sin comisiones adicionales. Se utilizan en todas partes.
  • No necesitaremos pasaporte. Con el DNI será suficiente.
  • Las ciudades importantes son lo suficientemente pequeñas como para verlas caminando. Nosotros no hemos necesitado utilizar transporte público interior. Hemos cogido algún taxi ocasional y no son caros.
  • Cómo moverse por el país: tal vez la forma más cómoda es alquilar un coche. No se si la más barata porque no lo he mirado. En cualquier caso, si no puedes alquilarlo, como era nuestro caso, la red de transporte público, sobre todo autobús mejor que tren, es muy buena. Son cómodos, muy puntuales, económicos y llegan a muchos lugares. Cogimos un bus con wifi, reposa pies y asiento muuuy reclinable. Nosotros lo hemos reservado todo sobre la marcha, en el lugar. Quizás en verano hay más gente y haya que anticipar…
  • En cuanto al idioma, hay mucha gente que habla inglés. Además de los lugares turísticos, donde todo el mundo lo habla, varias veces hemos preguntado e incluso se nos han dirigido sin pedirlo, en un muy buen inglés.
  • Comida: descubrimos dos cadenas muy recomendables que están en todas las ciudades: Charlie Pizza y Cili Pica. Ambas son pizzerías pero puedes comer de todo: pizzas y pasta, ensaladas, sopas, carne, pescado y platos tradicionales. También hacen unos cócteles muy buenos y bien de precio, tanto con alcohol (4-5€) como sin (2-3€). La gente se los tomaba con la comida. Todo un descubrimiento. Algo que encontré en algunas ciudades es que no tienes la carta a la entrada del restaurante, y yo no entro nunca si no veo los precios primero. La comida es económica. Tienes platos por unos 4€, o menos. Las raciones son generosas, así que un plato es suficiente. Hay mucha restauración, aunque ahora se veían muchos locales cerrados. Aquí tenéis la web del Charlie Pizza, donde encontrarás, en el apartado “Menú”, la carta exactamente como la vimos nosotros, y también los precios.
  • Precios: nos han parecido unos países económicos. Tanto la comida, como el alojamiento como las entradas turísticas lo son. Quizás el vuelo sale un poco caro, pero compensas con todo lo demás. Lo que me ha parecido más caro son los souvenirs, en comparación con el resto de cosas. Nosotros solemos encontrar cosas interesantes y a precios razonables en los supermercados.
  • Seguridad: en ningún momento nos hemos sentido inseguras. No hemos tenido sensación ni de carteristas. La gente deja en los restaurantes y espacios comunes las pertenencias sin ningún tipo de cuidado, algo a lo que no estamos muy acostumbrados aquí.
  • Wifi: encontrarás wifi gratuito y de calidad en todas partes: por la calle en algunos lugares, cafeterías y restaurantes, centros comerciales, transporte y, evidentemente, en todos los alojamientos.

 

Climatología

Nosotros creo que hemos tenido muuuuucho suerte. En estos países en invierno hace mucho frío, con temperaturas bajo cero durante muchos días.

El tiempo de unos días antes de semana santa tenía previsión de lluvia de 80% diaria y temperaturas de +-5º. Así que llevamos ropa de abrigo y lluvia. Los tres primeros días no nos llovió nada, aunque las previsiones seguían siendo de lluvia. Pero sí nos hizo frío, aunque el tiempo fue mejorando y de camino a Kaunas llegamos a los 19º.

Pero nos dijeron que habíamos tenido mucha suerte porque el tiempo había hecho una tregua y venía lluvia de nuevo. Lo acertaron. A partir de ahí tuvimos inestabilidad pero si el tiempo de lluvia es lo que tuvimos nosotros, es una maravilla.

Las previsiones de lluvia en cada hora estaban entre el 45 a 85%, así que nos tenía que llover seguro durante casi todo el día. Pero llueve a ratos, la mayoría de las veces nos acompañó el granizo, durante unos pocos minutos, y a veces con chubascos fuertes. Cuando ves que el cielo se pone oscuro y comienza a llover, busca cobijo rápido, porque la tormenta cae de golpe. Suele durar muy pocos minutos, y enseguida esparce y vuelve a salir el sol… hasta el próximo aguacero. El paraguas no lo cogimos y los impermeables, aunque cargamos con ellos un par de días, no los utilizamos. Caminábamos hasta con lluvia y, si era fuerte, esperábamos un poco, y cuando paraba seguíamos…

Y en cuanto a las temperaturas, básicamente nos movimos entre 5-12º. Era muy soportable. Y caminando constantemente, más. En los castillos y lagos, que estabas a cielo abierto, soplaba más el viento y hacía más frío.

Es un viaje ideal para el verano, donde te puedes bañar en aquellos lagos de aguas transparentes. En cualquier caso, el tiempo que hemos tenido nosotros no nos ha incomodado para hacer nada.

 

Conclusiones

Ha sido un viaje que nos ha sorprendido gratamente. Son países muy poco masificados y todavía poco explotados por el turismo. Los espacios son amplios, tanto las ciudades como los espacios naturales y todo muy bien cuidado. Supongo que en verano habrá más gente, porque se veía muchos locales cerrados.

Las capitales son coquetas de día y ambientadas de noche. Ambas con su encanto particular. Riga más pequeña pero no por ello menos encantadora. Y Vilna con más posibilidades y más señorial.

Hay muchos parques naturales donde practicar senderismo, actividades de aventura… que ahora en invierno estaban cerrados.

Y el aspecto económico también es importante. Son los destinos europeos más económicos que hemos encontrado, diría que incluso más que Portugal donde estuvimos en Navidad. A mediodía puedes encontrar plato + bebida por 2,5-4€. Evidentemente, como en todas partes, hay que huir de los lugares turísticos.

El carácter de la gente es curioso porque son muy secos, pero al mismo tiempo muy amables. Cuesta verlos sonreír, incluso en los restaurantes ves que se esfuerzan por hacerlo, porque nosotros lo hacemos. Pero son amables y cuando preguntas te darán todo tipo de información. Incluso sin preguntar, te informarán amablemente si creen que te pueden ayudar, pero aún así no te sonreirán.

Nos ha gustado mucho. Francamente, creo que las fotos que vemos, no le hacen justicia.

Letonia y Lituania

Letonia y Lituania.

Letònia i Lituània.

Alojamiento en Letonia y Lituania.

Itinerario por Letonia y Lituania.