Delhi (día 13: domingo, 27 de agosto de 2017)

Hoy pasaremos todo el día en Delhi y veremos las cosas más importantes como la mezquita Jama Masjid. En la calle principal, Main Bazar, hemos visto un lugar para comer con muy buena pinta y con aire acondicionado, que se llama The DrunkYard Café. Así que aquí desayunaremos y haremos otras comidas. Había diferentes opciones de desayuno: tostadas, crêpes, desayuno continental, tortillas… También hicimos unos tés helados. Todo muy bueno y nos costó 650 rupias.

Desayuno en DrunkYard Café, Delhi.

Mezquita Jama Masjid

Cogimos un tuc tuc para ir a la primera visita de hoy que es la Mezquita Jama Masjid o Mezquita del Viernes. Con Maps.me mirábamos la distancia que teníamos para negociar el tuc tuc. Normalmente eran 3-4 km, como mucho, y algunos nos pedían 300 rupias. Nosotros normalmente empezábamos por 50 y según su reacción íbamos subiendo. No solemos entretenernos mucho a regatear, así que nosotros ofrecemos y si no le interesa buscamos otro. Hay uno al lado del otro… O avanzamos unos metros si tiene pinta de que todos pedirán el mismo precio. Este nos costó 70 rupias.

Llegamos a las 11 pasadas y hacía muuucho calor. En esta mezquita te sacan dinero por todo. Ya lo habíamos leído y es cierto. La entrada es gratuita, pero te hacen pagar sí o sí 300 rupias por la cámara, teléfono o lo que sea que lleves que haga fotos. Evidentemente todo iba guardado en la mochila, pero nos la hicieron enseñar. Dijimos que no haríamos, pero te hacen pagar igual. Así que no nos dio la gana pagar e hicimos turnos para que la cámara de fotos grande se quedara fuera. Digamos que el teléfono lo puedes llevar muy escondidos… Después, unos vascos que salían nos dieron su tiquet de la cámara y lo hicimos colar porque hay varias puertas de entrada…

Y la otra cosa es que a las señoras las hacen tapar de arriba abajo con unas batas que tienen allí, si no vamos suficientemente tapadas. Bastante impertinentes todos con las mujeres. Los zapatos, también hay que dejarlos en un rincón en la entrada. En verano el suelo hierve, así que ir descalzo por el suelo no es nada fácil.

A mediodía hay la oración y los turistas no pueden entrar, entre 12 y 13.30 h. Creo que las señoras tampoco podían entrar cuando se pone el sol.

Mezquita Jama Masjid, Delhi.

Mezquita Jama Masjid, Delhi.

Jama Masjid

Esta es la mezquita más importante y más grande de la India, con capacidad para 25.000 personas. Tiene 3 entradas, 4 torres y dos minaretes de 40 m. de alto. Se puede subir a uno de los minaretes, evidentemente pagando, pero nosotros no subimos.

Está muy cerca del Fuerte Rojo, fue construida por el emperador Shah Jahan entre 1644 y 1658 y se quería que fuera una réplica de la de la ciudad de Agra. Está hecha en arenisca roja.

La mezquita está rodeada de mercado en la calle. Fuimos caminando paseando por el mercado hasta el Fuerte, que vemos desde allí mismo. Aquí encontrarás de todo: ropa, comida, utensilios de casa, cabras…

Mercado entre Mezquita y Fuerte Rojo.

Fuerte Rojo

Llegamos al Fuerte Rojo, otro de los atractivos de Delhi, aunque dicen que está muy mal conservado y que lo mejor está por fuera. Como fuertes ya habíamos visto unos cuantos, decidimos limitarnos al exterior. La muralla y las puertas están muy bien, vale la pena acercarse.

Horario: de 9:30 a 16:30 de martes a domingo. Lunes cerrado.

Precio: 500 rupias extranjeros / 30 rupias indios

Fuerte Rojo, Delhi.

Fuerte Rojo, Delhi.

Calle Chandni Chowk

Sólo hay que seguir la calle principal que está justo delante de la puerta de entrada. Y justo al inicio de la calle hay un templo hindú. Vale la pena entrar, tienen una sala de meditación muy agradable… y más con el calor que hacía, se agradecía el aire acondicionado.

Templo hindú, Delhi.

Alrededor de esta calle están los mercados de Chandni Chowk, que están distribuidos por zonas. Puedes encontrar: tela, joyería, libros, frutos secos, especias… Nosotros nos limitamos a dar una vuelta porque todo era muy caótico y no nos entusiasmó, así que fuimos al siguiente destino.

Raj Ghat

Ahora nos alejábamos de la zona en que nos movíamos y cogeríamos otro tuc tuc. Como ahora íbamos un poco más lejos, nos costó 100 rupias.

La entrada es gratuita. Sólo hay que pagar un donativo por dejar los zapatos.

Este parque es importante por ser el lugar donde han sido incinerados diversos personajes de la vida pública de la India. Aquí encontramos el mausoleo de mármol negro de Mahatma Gandhi. En el monumento hay una llama eterna y una inscripción que dice «Oh, Señor», que fueron sus últimas palabras antes de morir.

No hay nada más que el mausoleo y todo de placas con frases de Gandhi.

Raj Ghat, Delhi.

Ahora decidimos ir al apartamento a descansar un rato. Este tuc tuc nos costó 50 rupias.

Comimos en el mismo restaurante donde habíamos desayunado e hicimos tiempo hasta la tarde que queríamos ir a ver el Templo Swaminarayan Akshardham. Pero mientras estábamos en el hotel empezó a llover fuerte. Fue la única lluvia que tuvimos, que coincidiera con visitas que tuviéramos que hacer. En este sitio no se pueden hacer fotografías porque hay que dejar absolutamente todo en unas taquillas y hay un estricto control de seguridad. Esto también nos echó para atrás. Tiene un espectáculo de agua y luces por la noche, hacia las 19h, que era lo que queríamos ver. Y ya hubiéramos aprovechado para ver los templos y los exteriores. Pero con aquel tiempo lo descartamos, porque tampoco estábamos seguros de que fueran a hacer el espectáculo.

Este es el link del templo con todo lo que puedes ver.

Así que hoy no terminamos demasiado tarde. Sólo salimos a dar una vuelta, para ver el ambiente nocturno, y a cenar. Estaba todo embarrado y lleno de charcos, así que el paseo fue rápido…

Calle Main Bazar, tras la tormenta…

 

Otros gastos del día:

Bebidas: 20 rupias

Comida: 1.000 rupias

Cena: 850 rupias

 

Día 14: Visitas en Delhi y a las 17.50 h vuelo a Aurangabad (Aurangabad)