En bus de Da Nang a Hoi An (día 13, martes, 17 de julio de 2018)

Hoy me levanto tarde y he desayunado espaguetis. En la esquina de mi hotel, había un sitio donde hacían patos de pasta por 49.000 y que ya había probado y me gustó. Así que como tenía viaje en autobús, decidí llenar bien la barriga.

Hoy voy a Hoi An en un bus local que pasa cada 20′ y tarda menos de una hora en llegar. No recuerdo si era la línea 1 o 10. Hay que cogerlo en la otra punta de Da Nang, y yo que soy muy rata… pues fui andando porque no tenía muy claro donde lo tenía que coger. Estaba a un par de kilómetros del hotel y fui andando. Se coge antes de llegar a la estación de autobuses. El autobús pasaba cada 20′. Tenía una hora de trayecto. Descargué el equipaje en el hotel y fui a comer.

Cuando llego al hotel me dan una habitación grande, más bien enorme, era un apartamento, porque la tenían vacía y para que estuviera contenta.

Ahora voy a preparar la colada y a comer. En el hotel también se encargaban del lavado de ropa pero era más caro. De camino al hotel pregunté en varios sitios y me salía a 15.000 1 kg. A mi me costó 35.000 pues eran más de 2 kg. La tenía que pasar a buscar en 24 h aprox.

Y para comer hoy otra vez pizza, mejor que la del otro día incluso y de vuelta al hotel un rato. Hoy hace un día de pena.

Quería ir a cenar al centro pero lleva todo el rato diluviando, así que sólo he podido hacer algo de shopping y un paseo. Como no para de llover, he decidido cenar cerca del hotel, espaguetis boloñesa con gambas. Mmmmm… y he esperado un rato a ver si dejaba de llover, pero no tiene pinta, así que he pasado por un super a comprar provisiones para la noche y hoy toca Netflix.

Hacia las 21h ya estoy en el hotel, toda empapada.

Hoi An

La pequeña ciudad de Hoi An está en el centro de Vietnam, con un sabor antiguo y tradicional, la multitud de detalles e influencias chinas, japonesas y francesas, le han valido el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad.

Bañada por el rio Thu Bon, fue un importante puerto pesquero durante los siglos XVI al XVIII. El casco antiguo de Hoi An se conserva intacto, en parte porque durante la guerra la mayor parte de los ataques los concentraba la vecina ciudad de Hue, y que las leyes vigentes prohíben alterar los edificios e incluso la circulación de coches por sus calles.

Que puedes ver en Hoi An:

  • El Puente cubierto japonés. El Puente está construido en madera y piedra, de fachadas en color rojizo y tejados de teja gris, decorados por tallas de madera. Este monumento es bastante popular dentro de la población local. Está decorado con los farolillos típicos de la artesanía de Hoi An. Ambos extremos del puente están custodiados por guardianes: perros en un extremo y monos en el otro. En el extremo norte, un templo vietnamita del año 1719.
  • Playa de Hoi An. Aguas cristalinas, arena blanca y un clima tropical, las playas de Hoi An no tienen nada que envidiar a las playas del Caribe. El icono de belleza vietnamita es piel blanca, razón por la que el pueblo vietnamita en general y las mujeres en particular, evitan el sol a toda costa. Por esto hay playas desiertas durante el día, y playas abarrotadas durante la noche. La gente acude por la tarde noche a las playas a practicar deporte o pasear.  Yo no la pude ver porque me llovió.
  • Artesanías en Hoi An. Para los amantes de las compras Hoi An tiene mucho que ofrecer. El ambiente no es el típico ambiente de mercadillos, sino que caminando por el casco antiguo tenemos multitud de pequeñas tiendas, normalmente estrechas casas de dos plantas de altura, donde podremos comprar vestidos de seda, trajes, pinturas, cuadros y demás artesanías. Probablemente lo más llamativo de la ciudad de Hoi An son sus farolillos de colores.
  • El Rio de Hoi An. La ciudad de Hoi An es atravesada por el rio Thu Bon (Sông Thu Bồn), centro neurálgico de la ciudad, donde se levantan las estrechas casas vietnamitas a ambos lados. Por sus aguas navegan pequeños barcos de pescadores, ya que el rio no es lo suficientemente profundo como para permitir el paso de embarcaciones mayores. Multitud de pequeños puentes de madera cruzan por encima del rio, permitiendo el paso entre orillas. El fondo del rio tiene mucho lodo, sumado con las lluvias torrenciales, propias del clima tropical de Vietnam, y la ausencia de canalización, hace que el rio Thu Bon se desborde con relativa frecuencia. Sin embargo, hay una leyenda que explica las inundaciones: la leyenda dice que un terrible monstruo cuya cabeza estaba en la India, su cola en Japón y su cuerpo en Vietnam, era el culpable de todos estos desastres. Cada vez que el enorme monstruo se movía, un terremoto o una inundación asolaba la zona.
  • Vida Nocturna en Hoi An. Al caer la noche la ciudad de Hoi An se encuentra pobremente iluminada por farolas, sin embargo, los farolillos artesanales alumbrarán todo. El rojo es el color por excelencia, ya que en la cultura vietnamita significa alegría y lealtad. Paseando por la orilla del rio, podremos contemplar los farolillos a ambos lados y, en determinadas ocasiones especiales, barcas y figuras de papel con velas en su interior.

Otros precios del día:

Esmorzar: 63.000

Dinar: 105.000

Sopar: 95.000

Compra: 120.000

Día 14: Visitas Hoi An (HOI AN)