LAGO DI GARDA

Entre Milán y Verona, el Lago di Garda es un destino muy importante por el norte de Italia. A nosotros no nos dio tiempo y lo eliminamos de la ruta. Tenlo en cuenta para tu viaje, por lo que os dejo unos enlaces que os serán de ayuda:

Lago di Garda

Webcams:

MILÁN (MILANO), lo más importante:

Palazzo Reale (Palacio Real)

Situado en el lado sur de Piazza Duomo, el Palazzo Reale fue en 1138 la sede del viejo Ayuntamiento. El edificio original fue la residencia de las familias Torrigiani, Visconti y Sforza. Durante la Segunda Guerra Mundial el Palacio fue bombardeado. Han sobrevivido solo las salas más bellas y la Sala delle Cariatidi, que recuerda una tumba. Hoy se usa como museo y centro de exposición.

Duomo

La inmensa catedral gótica es la tercera iglesia más grande en el mundo después de San Pietro en Roma y de la Catedral de Sevilla.

Está hecha totalmente de mármol, con inmensas estatuas, arcos, columnas, pináculos. Las estatuas son unas 3500, incluidas las 96 gárgolas. El pináculo más alto tiene una altura de 108,5 metros, y tiene en su parte superior la estatua de la Virgen María, mejor conocida como la “Madonnina”, revestida de oro. Dentro de la iglesia se encuentran muchas obras interesantes de arte: la tumba de Gian Giacomo Medici di Marignano, conocido como “Il Medeghino”; la cripta y la estatua de San Carlo Borromeo; el candelabro Tivulziano; el puesto del coro de madera; la cuenca egipcia de Pórfido y además se encuentran estupendas antiguas vidrieras de colores del siglo XV.

Visitando la Catedral es posible subir al tejado donde se puede gozar de una vista maravillosa de la ciudad. Visitar la Catedral es gratis, pero para subir al tejado hay que pagar 8 € pax por ascensor y 10 € pack familiar por escaleras.

Horario catedral: 8.30 a 18.45 h. Horario torre: 9 a 20.30 h

Quadrilatero de la moda

El barrio caro y elegante de Milán se encuentra al noroeste del Duomo, en calles como Vía Monte Napoleone (y su paralela Vía della Spiga, más al norte) y Vía Manzzoni. Aquí hay las tiendas de Armani, Versace, Prada, D&G,…

Teatro alla Scala

Este teatro es el más prestigioso del mundo en lo que a ópera lírica se refiere.

Palazzo Marino

El interior del palacio, situado en Piazza della Scala, está lleno de monumentos, estatuas y cuadros maravillosos como el pequeño patio interno. Hoy en día en Palazzo Marino se encuentra la sede del Ayuntamiento.

Gallería Vittorio Emanuele II

Es una zona comercial, muy elegante y atractiva, pero que sólo la disfrutará la clase alta. Mucha tienda cara y restaurante de lujo, pero nada del otro mundo… Lo más interesante es su suelo de mosaicos y la gran cubierta de metal y cristal. Se entra por la Piazza del Duomo y acabas saliendo por la Piazza della Scalla.

Piazza Mercanti

Muy cerca de Plaza Duomo se encuentra Plaza Mercanti, donde hay el Palazzo della Ragione, también llamado Borlotto Nuovo. En el lado opuesto se encuentra la Loggia degli Osii, construida con mármol blanco y negro. Cerca de la Loggia hay el Palazzo delle Scuole Palatine. Al final de la plaza hay la Oficina de Estado. Este lugar es comúnmente llamado el «Corazón Medieval» de la ciudad.

Santa Maria delle Grazie

En la Piazza Santa Maria delle Grazie se halla este convento renacentista. Es conocida por albergar el mural de La Última Cena (Cenacolo) de Leonardo da Vinci. Para poder verlo haya que hacer una reserva con 48 horas de antelación.

Horario: 7 a 12 h/ 15 a 19 h. Domingo: 7.30 a 12.15 h / 15.30 a 21 h

Castello Sforzesco

Es uno de los símbolos de Milán junto con la Madonnina y la Galería Vittorio Emanuele II. Construido en diez años entre 1358 y 1368 bajo el dominio de Galeazzo II Visconti.

La entrada se sitúa bajo la torre de Filarete; atrás se puede encontrar la torre de Bona di Savoia y en el lado izquierdo hay la Rocchetta, una parte fortificada dentro del Castillo útil para refugiarse durante los ataques de guerra. La Rocchetta tiene un pórtico interno con tres lados, y dentro de sus cuartos aloja el famoso cuadro de Bramante «Argus». Normalmente la Corte Ducal se usaba como residencia de los Señores de la ciudad.

Entrar es gratis, sólo hay que pagar para entrar al museo.

Horario: 7 a 19 h.

Iglesia S. Mauricio

Saliendo del castillo hacia Corso Magenta se encuentra la iglesia de San Mauricio.

En esa misma calle se encuentra uno de los lugares turísticos más importantes de la ciudad.

Horario: 9.30 a 17.30 h. Domingo cerrado.

Basílica de Sant’Ambrogio

Esta es una de las iglesias más antiguas de Milán. Su construcción empezó en 379 y 7 años más tarde fue consagrada por S. Ambrogio.

En 739 se construyó al lado de la iglesia el monasterio de los Monjes Benedictinos y en el siglo IX a la derecha se construyó también el campanario, conocido como el campanario de los monjes. Se terminó en 1889.

La puerta original de madera tallada con escenas de la vida de David y Saul se data desde el S. IV y el S.VII;

Horario: 7 a 12 h/14.30 a 19 h. Domingo: 7 a 13 h/15 a 20 h.

La Basílica de San Lorenzo Maggiore

Situada en Corso di Porta Ticinese y enfrente de 16 columnas corintias del templo romano del siglo III y de una copia de bronce de la estatua del Emperador Constantino. La Basílica es un ejemplo muy importante de la arquitectura tomana y temprano-cristiana. Se construyó al final del siglo IV, pero ha sido víctima de muchas desgracias.

Horario: 7.30 a 12.30 h/ 14.30 a 18.30 h. Domingo de 7.30 a 18.45h.

La Basílica de Sant’Eustorgio

Fundada en el siglo IV por el obispo Eustorgio. La iglesia fue luego reconstruida en el siglo XII con el estilo románico. En el transepto derecho se encuentra la Capilla de los Magi con sus reliquias que fueron robadas por Barbarossa en 1164 y en parte devueltas en 1903. La Capilla Portinari con sus dos cuartos cuadrados decorados con muchos colores, se sitúa detrás del ábside.

Horario: 7.30 a 12 / 15.30 a 18.30 h

 

OTROS LUGARES DE MILÁN (MILANO) PARA VISITAR:

Arena

La Arena, también llamada Estadio, se coloca muy cerca del Castillo Sforzesco. Se construyó en 1806 gracias a Luigi Canónica usando los restos de las fortificaciones del antiguo castillo. Se usó también como teatro y fue rellenada de agua de los Navigli para poner en escena batallas navales.

Arco de la Paz

Los trabajos para la construcción del arco empezaron en 1806 gracias a Luigi Cagnola, al cual Napoleón pidió construir un arco celebrativo. Después de la derrota de Napoleón en Waterloo, el arco no se llevó a término y en 1826 Francesco I de Austria ordenó que la construcción fuera terminada pero con algunas alternativas, porque él quiso dedicar el Arco a la Paz Europea alcanzada en 1815. Cuando Cagnola murió en 1833, el Arco fue llevado a término por Francesco Peverelli y Francesco Londonio. Se inauguró el 10 de septiembre 1838 por el Emperador Ferdinando I de Austria.

Villa Real

Uno de los más importantes edificios neo-clásicos de Milán, la Villa Real, fue construido en 1790 por Leopoldo Pollak. Ha sido la residencia de Napoleón y Joséphine y también de Eugene Beauharnais y del General Radetzky. Pilastras y columnas decoran todo el edificio que está rodeado por un jardín de estilo inglés. El interior está elegantemente decorado con candelabros, esculturas, frescos y otras decoraciones típicas del Neoclasicismo Lombardo.

Cementerio Monumental

Carlo Maciachini construyó el Cementerio Monumental entre los años 1863 y 1866 en Porta Volta. Los numerosos monumentos se construyeron gracias a una multitud de artistas, tales como Giacomo Manzú, Luca Beltreami, Pietro Cascella, Mosé Bianchi, Francesco Messina, Medardo Rosso, Adolfo Wildt, Vincenzo Vela y Ettore Ximenes. En este cementerio han sido enterrados muchos ciudadanos importantes, tales como Alessandro Manzoni, Pietro Mascagni, Arrigo Boito, Francesco Hayez, Carlo Forlanini, Maria Callas, Eugenio Montale, Elio Vittoriani, el General Carlo Alberto Dalla Chiesa y muchos otros.

San Maurizio en el Monasterio Maggiore

La Iglesia de San Maurizio se construyó en 1503 como anexión al más antiguo convento Benedictino de Milán, el famoso “Monasterio Maggiore”. En el interior hay una nave pero no se encuentran naves laterales. Los puestos del coro construidos de madera están todavía en buen estado; las paredes están decoradas con cuadros del siglo XV; los cimientos y parte de las dos torres remontan al periodo romano. El órgano, fabricado en 1554 por Giacomo Antegnati, aún funciona y se usa durante los conciertos estacionales de órgano.

La Certosa de Garegnano

La Certosa de Garegnano es un monasterio cartujo fundado en 1349 por el Arzobispo de Milán Giovanni Visconti. Se reconstruyó entre el final del S. XVI y el comienzo del S. XVII por Pellegrino Tibaldi. Hoy queda solo una pequeña parte de la construcción original. Vincenzo Seregni ha hecho los trabajos internos de la iglesia, mientras Daniele Crespi ha decorado las paredes de la nave con frescos representando algunos episodios de la historia del Orden Cartujo y de su fundador San Brunone. En el lado derecho se encuentra también un claustro construido a fines del siglo XVI.

Santa Maria Presso San Satiro

En Vía Torino, no muy lejos de Piazza Duomo, se encuentra la iglesia de Santa Maria Presso San Satiro, que por primera vez fue construida en el 879 y luego modificada durante los siglos, hasta la última reconstrucción en 1476. La fachada se empezó con Amadeo y Bramante pero se modificó en el siglo XIX; el suelo de la iglesia fue diseñado en la primera parte del siglo XVI por Cristoforo Lombardo; el campanario, en cambio, pertenece a la arquitectura de los siglos X-XII.

Palazzo Isimbardi

En Corso Manforte 35 se encuentra el Palazzo Isimbardi, un edificio del siglo XV que se ha extendido y modificado durante los siglos. Muchos cuartos del interior fueron pintados por Tiepolo y otros pintores del periodo. Hoy en día dentro se encuentra el Consejo de Distrito.

Palazzo del Senato

Construido por la primera vez durante el periodo de Napoleón en 1620 gracias a Fabio Mangone para el Colegio Suizo, fue la sede del Senado del Reino de Italia. Actualmente, en este palacio en Vía Senato 10, se encuentran los Archivos de Estado.

Palazzo Dugnani

Situado en Vía Manin 2, hoy aloja el Museo de Cinema. Se construyó en el siglo XVII y se pintó al fresco por Tiepolo, Ferdinando Porta y la Escuela Veneciana.

Palazzo di Brera

En Vía Brera 28, se encuentra el impresionante Palazzo di Brera. Su construcción empezó en 1651 pero se terminó en 1773. En 1780 Piermarini añadió un gran portal. El patio interno está decorado con arcos y columnas, y en medio hay la famosa estatua de bronce de Antonio Canova representante de Napoleón (1811). Hoy en día el palacio es la sede de la Galería de arte de Brera, la Biblioteca de Brera, La Academia de Bellas Artes y el Observatorio Astronómico.

Palazzo del Governo

Es un gran edificio neoclásico en Corso Manforte 31. Se modificó muchas veces por sus propietarios desde el siglo XVII. La fachada se diseñó por Piero Gilardoni en 1817. Desde 1859 en este palacio se aloja la Prefectura de Distrito de Milán.

Palazzo Bagatti Valsecchi

Este excelente ejemplo de arquitectura neo-renacentista se encuentra en Vía Santo Spirito 7-10. Se construyó en el siglo XIX como casa-museo. La parte del no. 7 se construyó en 1859 según el estilo Lombardo del siglo XV. La parte restante se construyó en 1882 según la arquitectura del siglo XVI.

Palazzo Castiglioni

En Corso Venezia 47 se encuentra el primer ejemplo de construcción de Art Nouveau, que es el Palazzo Castiglioni. Se diseñó en 1903 por Sommaruga y sus particulares decoraciones pertenecen al estilo “Floreale”.

Palazzo delle Stelline

Construido en el siglo XVII, el Palazzo delle Stelline, situado en Corso Magenta 61, al comienzo fue la sede del Monasterio de los Discípulos de Santa Maria della Stella. Luego, allí se fundó un antiguo orfanato para niñas.

Casa de los Omenoni

No muy lejos de Piazza della Scala, en Vía Omenoni 3, se encuentra este palacio, que tiene una gran fachada decorada por Antonio Abondio, que esculpió en la parte delantera de la casa los ochos “Omenoni”. La casa se construyó en 1565. Dentro hay un bonito patio/jardín decorado con una majestuosa columnata.

Palazzo Litta

Construido según los estilos barroco y rococó en 1648, Palazzo Litta está en Corso Magenta 24. Se caracteriza por un patio del siglo XVII con dobles columnas. Dentro hay también un magnífico apartamento de Luis XV.

Rascacielos Pirelli (Pirellone)

Este es el otro importante símbolo de la ciudad de Milán, junto con la Madonnina. El “Pirellone” es una de las construcciones más altas del mundo, construido con hormigón armado entre 1955 y 1959 en Piazza Duca d’Aosta, cerca de la Estación Ferroviaria Central.